Seguridad

Home » Sobre el GLP » Seguridad

De manera segura, a nivel mundial se utiliza el GLP todos los días. Para ayudar con un ambiente confiable durante el uso del GLP, GASNOVA comparte la siguiente información y consejos con los usuarios:

  • Al GLP se le adiciona un olor artificial (mercaptano) para ser detectado al momento de presentarse un escape.

  • Para uso subterráneo, se deben utilizar tanques especiales con diseños específicos.

  • Se deben utilizar mangueras y otros equipos diseñados específicamente para el GLP, ya que este deteriora el caucho natural y algunos plásticos.

  • El GLP es inflamable como todos los combustibles derivados del petróleo. Debe ser almacenado en un área ventilada.

  • El vapor del GLP es más pesado que el aire. Cualquier fuga se acumulará en áreas bajas.

  • Aunque el GLP no es tóxico, es asfixiante y su abuso es altamente peligroso. Se debe tratar el GLP con respeto.

Fuente: https://www.wlpga.org/

Medidas de seguridad para manipular los cilindros de GLP

  • Primero se enciende el piloto y/o fósforo y luego se gira la perilla para que circule el GLP.

  • Asegúrese que la válvula del cilindro esté cerrada cuando se conecta o se desconecta del cilindro. Si nota alguna deficiencia o anomalía en la válvula de servicio, se debe desechar ese cilindro y reportarlo de inmediato a su distribuidor de GLP.

  • Nunca insertar objetos dentro de la válvula.

  • Nunca buscar fugas con flama o fósforos.

  • Revisar periódicamente los recipientes para comprobar su buen funcionamiento.

  • Los equipos eléctricos, de iluminación y ventilación deben ser a prueba de explosiones.

  • No dejar caer, ni maltratar los cilindros, ni recipientes de almacenamiento.

  • El cilindro es propiedad de la empresa distribuidora, más no del usuario; por cada cilindro el usuario debe dar un depósito, el cual será devuelto cuando decida no seguir utilizando este elemento.

  • Los elementos que conforman el proceso de instalación son: manguera certificada y regulador, los cuales son responsabilidad del usuario; luego se realiza una inspección por parte de las empresas comercializadoras para validar que estos elementos cumplan con la norma técnica. Si todo está correcto, se procede con la certificación y posterior conexión del cilindro.

  • La cantidad de contenido dentro del cilindro (dependiendo del tamaño) es la misma sin importar el clima, ya que se llena con base en la capacidad que tiene cada uno y siempre se deja un margen de seguridad, en caso de que se expanda por temperatura o presión dentro del recipiente.

  • El GLP no es venenoso, ni tóxico, pero si se libera en espacios cerrados, puede presentar riesgos por inhalación, ya que el GLP desplaza el oxígeno.

Fuente: Ministerio de Minas y Energía «La comunidad del cilindro. Ahora el cambio está en ti»